La Permacultura vista por Antonio Scotti PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Jueves, 22 de Agosto de 2002 04:15

La permacultura es un ejemplo claro y útil, de lo que pueden lograr las personas cuando, en lugar de luchar en contra de algo, crean un sistema que demuestre cómo desean que sean las cosas.

Masanobu fukuoka, en su libro "La Revolución de una brizna de paja" es el que mejor ha ejemplificado la filosofia de la permacultura:

"Es una filosofia para trabajar juntos con la naturaleza y no en contra, de observar prolongadamente y atentamente en lugar de trabajar mucho y descuidadamente, de considerar las plantas y los animales en todas sus funciones en lugar de tratar a los elementos como como sistemas de un solo producto".

A menudo, hablando con personas que han tenido alguna exposición a la permacultura, tal vez a través de algún curso de introducción, cada vez más me da la sensación que la imagen con que la mayoría de estas personas se quedan es que sea algún novedoso sistema de cultivo ecológico.
Por otra parte, escuchando los argumentos en favor de un futuro sostenible por parte de personas vinculadas a movimientos ecologistas y/o ambientalistas en general, veo que, hoy en día, recogen todas las propuestas que el movimiento de permacultura venía haciendo desde finales de los años '70.
¿Entonces que más tiene que aportar la permacultura, a todos esos movimientos y a la sociedad en general que ya no haya sido adoptado, publicado o simplemente dicho?

La respuesta está, a mi parecer, en que todos los argumentos a favor de un cambio de hábitos que lleve nuestra sociedad hacia la sostenibilidad faltan de "un algo" que los cohesione, que los integre. Aunque me parecen todas propuestas fantásticas, a pesar de que muchas de ellas tardarán en realizarse y convertirse en lo habitual en nuestras vidas, tanto de urbanitas como de moradores del medio rural (y no tenemos más opción que aceptar esta idea), en la mayoría de los casos estas son propuestas aisladas, como por ejemplo usar placas solares para la calefacción de agua, o usar las aguas grises para regar la huerta o para limpiar el water, etc. Todas ellas son validas pero, tomadas por separado pueden ser una solución parcial a nuestros graves problemas.
Estos movimientos están también cayendo en la trampa de la especialización, que tener una visión de conjunto de todo lo que es necesario para conseguir la tanto deseada sostenibilidad, que se ha convertido en un término políticamente correcto. Este algo que le falta es como un pegamento que mantiene la cohesión entre las partes de un todo, es algo que nos permite tener una visión profunda del sistema que estamos tratando de crear o modificar. Este algo, es a mi parecer lo que en permacultura permite establecer las interconexiones entre las cosas, es el diseño y sus principios inspirados en la dinámica de los sistemas naturales.
El diseño constituye el eje que vertebra todas las propuestas que surgieron (y siguen surgiendo) del movimiento de permacultura en todo el planeta. El diseño resalta las conexiones entre todos los elementos de un sistema, y en permacultura más que a las técnicas concretas para solucionar determinados problemas, se da grandísima importancia a las interconexiones entre las partes, para que el conjunto resulte un sistema de partes totalmente integradas entre ellas y con el medio en el que va a tener que existir.

Antonio Scotti
Última actualización el Martes, 12 de Octubre de 2010 16:48
 
 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Los derechos de los materiales publicados son de sus respetivos autores